El combate y la supervivencia en la selva es una actividad muy exigente, que requiere de enseñanza profesional, y preparación física y psíquica especial. La Escuela Militar de Monte es la encargada de preparar a tropas del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

La Escuela Militar de Monte se encarga de administrar y preservar 7.943 hectáreas que conforman la Reserva Natural Militar Puerto Península, una de las eco regiones de mayor diversidad biológica del mundo. Allí, habitan especies como el yaguareté, ocelote, oso hormiguero y pumas, entre otras.

Esta reserva, además de campo de instrucción militar, es un predio utilizado por biólogos e instituciones científicas, quienes estudian el ecosistema de la reserva. Entre las instituciones, se encuentran el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, el Instituto Nacional de Medicina Tropical, la Universidad de Misiones, Parques Nacionales, entre otras.

El comienzo de un desafío profesional

Una de las primeras capacitaciones a los cuales se accede es el llamado Cursillo de Adaptación al Monte, dirigido a cadetes del Colegio Militar de la Nación y aspirantes de la Escuela de Suboficiales del Ejército “Sargento Cabral”.

En el cursillo, conocen y experimentan los peligros y bondades del monte, aprenden a desplazarse y a sortear los obstáculos que presenta la naturaleza con su fauna y geografía. También se realizan prácticas de tiro con distintas armas, sumando técnicas y procedimientos de combate específicos. Todos los conocimientos y destrezas se ponen a prueba en la preparación y participación de un ejercicio final.

Otro es el Curso de Especialista de Combate en el Monte, en el que los integrantes de las brigadas de monte, adquieren destrezas basadas en tres ejes: supervivencia, movimiento y combate en el monte.

Por otro lado, en el Curso de Instructor y Subinstructor de Monte se capacitan a quienes luego instruirán a los nuevos montaraces. De esta manera, se busca formar a educadores e instructores que transmitan sus conocimientos y experiencias profesionales.

Cazadores de Monte: El curso más exigente

El Curso de Formación de Cazadores de Monte es el más exigente de todos los dictados por la escuela. Este curso, posee una mayor demanda de personal de instructores y auxiliares, más material y preparación, como así también tiempo de planificación. Tiene una duración de 60 días en su etapa a distancia, y 73 días para la etapa presencial.

Para este curso, es necesario que los cursantes pertenezcan a las brigadas de monte, que posean ya la aptitud especial y el Curso de Especialista en Combate en el Monte. De esta manera, se postulan y se preparan en sus aspectos espirituales, psíquicos, tácticos y técnicos.

En la etapa a distancia, se nivelan los conocimientos teóricos, para luego, realizar una selecta admisión, en donde se rinden exigencias físicas e intelectuales. En la etapa presencial, se realiza una instrucción básica donde se adquieren las destrezas y conocimientos de un cazador de monte, bajo condiciones extremas.

Luego, los cursantes podrán pasar a la etapa avanzada, en la que aplicarán todos los conocimientos adquiridos en el terreno.

También, a los instructores y subinstructores que sean cazadores de monte, se les imparte el Curso de Instructor y Subinstructor de Cazador de Monte.

La formación de nuestros comandos

Todos los años, se imparte el Curso Básico de Selección y Formación de Comandos. Para ello, la Escuela Militar de Monte imparte instrucciones de supervivencia, navegación terrestre y sanidad militar.

El instituto también desarrolla otras actividades de apoyo a la educación operacional, instrucción de supervivencia, combate, tiro en monte, navegación terrestre y técnicas anfibias a distintas comisiones extranjeras, como ser a las fuerzas especiales de Estados Unidos o del Ejército de Ecuador.

Para lograr una eficiente instrucción en estos cursos, la Escuela se perfecciona en la gestión del proceso de enseñanza-aprendizaje para las tropas de operaciones especiales.

También, se considera que el personal de instructores y subinstructores posea competencias específicas para el manejo y administración de los factores que generan estrés durante la formación de los integrantes de la Fuerza.

Nuestros antecedentes

En el año 1909, se instalaron las primeras unidades militares en la zona. Allí, se sentaron las bases legales para adquirir tierras en el ángulo formado entre los ríos Iguazú y Paraná, en donde se fundó una colonia militar.

El 10 de abril de 2012, se creó la Escuela Militar de Monte, que tiene la responsabilidad de planificar, programar y desarrollar cursos de capacitación en ésta geografía denominada monte.

Tags

 

0 Comentarios

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.

Deje su comentario