El establecimiento, ubicado a 100 kilómetros aproximadamente de la guarnición de Ejército, solicitó a través del Comando de la XIra Brigada Mecanizada, la cooperación de la Fuerza para poner a punto su patio de juegos.

La respuesta no se hizo esperar, y un grupo de trabajo, a cargo del cabo primero Majdek, se hizo presente para desmalezar el terreno, cortar el pasto y controlar las raíces de algunos árboles que obstruían el uso de los juegos.

Los efectivos fueron recibidos por la directora, Adriana Verónica Patzi, junto a sus alumnos, y luego de participar del izamiento de la bandera, pusieron manos a la obra, a pesar de la lluvia fría y el fuerte viento.

Al finalizar con la tarea, el personal militar compartió un almuerzo con los niños cuyas caritas mostraban una inmensa alegría ahora que el patio estaba listo para que pudieran jugar.